Contrastando con los holandeses los españoles en general

Los españoles en general prefieren gastar su capital en pertenencias que puedan manejar y ese comportamiento ha hecho que prolifere el mercado inmobiliario, donde la adquisición de tierras a pesar de los retrasos producidos por los años de crisis ha retomado su camino.

Desde hace un tiempo se están multiplicando las inversiones inmobiliarias y si no hay contratiempos tendrán que buscar la estabilidad y posteriormente corregir las equivocaciones cometidas años atrás y que provocaron esa catástrofe como puede ser el abuso de liquidez, un incremento desmesurado de chalets con elevadores en el contexto donde se llevan a cabo las ofertas, las demandas, las compras y las ventas y además la actuación imprudente de las entidades financieras y por supuesto de las corporaciones que analizan los desórdenes que ocurren dentro de el contexto donde se llevan a cabo las ofertas, las demandas, las compras y las ventas.

El sector inmobiliario en La Comunidad Valenciana va a ser 1 de los principales motores de la economía y el ocio, y esto significa un % sobre el Pib superior al de otras comarcas, considerándose contraproducente al no generar otro tipo de negocios.

Contrastando con los holandeses los españoles en general piensan que alquilar una casa es en realidad una pérdida de dinero pues en algunas ocasiones el precio del alquiler es superior al la cantidad de dinero que se paga al comprarse una residencia.

Incluso hay que explicar que el arrendamiento no llegó a ser una de las elecciones de los inversores debido a que la jurisprudencia favorece al deudor de cara al arrendante.

Ahora se arriendan muchos apartamentos a los foráneos en la costa y esta situación afecta a los paradores. El calor, la forma de vivir de los canarios y sin duda el clima cívico de confianza en el orden jurídico en estos sitios influye para que un gran número de hombres y mujeres pretendan venirse a vivir de modo que habitualmente habrá una oferta de inmuebles superior a otros territorios.

En los últimos años ha ayudado a la petición de pisos las novedades que se han llevado a cabo en la organización familiar de los españoles, asi como el acrecentamiento de las separaciones y sin duda la emancipación de los chicos, a pesar de todo esto se ha calibrado inadecuadamente esa demanda llegándose a construir un exceso de viviendas, algunos de empresarios no sabian nada de el sector inmobiliario y no realizaban investigaciones con anterioridad sino que más bien obtenían ingresos de las subvenciones que les otorgaban las entidades que facilitan servicios financieros.

Se concedieron adelantos que se podían pagar a plazos durante cuarenta años y además a hombres y mujeres que tenían bastantes años.

Hace unos ocho años la actividad inmobiliaria con omicronelevadores empieza a derrumbarse y aparecen ofertas de viviendas que ciertos inversores adquirieron y hoy en día estarán felices pues el sector inmobiliario está mejorando. Y también las instituciones financieras como necesitan rentabilidad proporcionan más cantidades de dinero para comprar o rehabilitar una vivienda.

Para no volver a tener estos problemas debemos de renovar algunas legislaciones como por ejemplo la del suelo y el arrendamiento para que sean parecidas a las de los territorios en donde el sector del inmueble no tiene estos altibajos.

Comparte este post...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *